A grandes rasgos, el norte de la isla posee un relieve más abrupto y escarpado que la zona sur. Podemos situar dos grandes accidentes geográficos que definen el paisaje:

El Risco de Famara, que se desarrolla longitudinalmente a lo largo de 22 kilómetros en el extremo más al norte de Lanzarote. Se trata del área más abrupta de la isla y posee un gran interés medioambiental.

Por otro lado, El Volcán de la Corona, cuya actividad eruptiva (datada según los geólogos hace aproximadamente 3000 – 5000 años) ha dado lugar a un extenso campo volcánico, de gran interés y belleza paisajística, conocido como “malpaís”, que se extiende desde su base hasta la costa.

Asimismo, en el norte de la isla se sitúa un grupo de islotes conocido como Archipiélago Chinijo: La Graciosa, Alegranza, Montaña Clara, Roque del Este y Roque del Oeste o del Infierno. Estos, junto con el Risco de Famara constituyen un área de excepcional valor paisajístico y natural dentro del Archipiélago Canario.

Comentarios desactivados.

RESERVA AHORA