Disfruta de forma segura en Aquapark

El uso de las piscinas en tiempos de Covid-19 es totalmente seguro, pero debes tener en cuenta una serie de recomendaciones para evitar el contagio.

En primer lugar, hemos reducido el aforo de Aquapark a un 50% de su capacidad para garantizar la distancia entre las personas y evitar aglomeraciones, porque una de las claves es seguir manteniendo la distancia de seguridad de 1,5 a 2 metros, entre personas no convivientes. Otra de las claves es no compartir objetos ni dentro ni fuera del agua.

Las hamacas se desinfectarán todos los días e incluso después de cada uso. Contamos con un grupo de personas dedicadas específicamente a la desinfección de las hamacas para que estén completamente limpias.

Es muy importante tener en cuenta que el uso de la mascarilla es necesario, sobre todo si en algún momento no se puede garantizar la distancia de seguridad. Además, disponemos de gel hidroalcohólico por todo el parque para que tus manos estén siempre limpias y desinfectadas.

Recuerda que la distancia social, el lavado de manos y la mascarilla, son las tres claves para evitar la transmisión del coronavirus.

En cuanto al uso de las piscinas, puedes estar tranquil@, ya que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una concentración residual de cloro libre de ≥0.5 mg/l en el agua de la piscina durante un mínimo de 30 minutos de contacto a un pH<8 es suficiente para eliminar virus envueltos como los coronavirus.

No te olvides también de proteger tu piel, que es muy importante, y recuerda estas recomendaciones:

  • Aplicar el fotoprotector 30 minutos antes de la exposición solar con la piel limpia y seca.
  • Elegir una crema solar con un factor 30 o superior con la ayuda del profesional farmacéutico.
  • Extender el producto de forma generosa y reponerlo cada dos o tres horas.
  • Limitar la exposición solar en los menores de 3 años y extremar las medidas en las personas mayores y mujeres embarazadas.
  • Llevar camisetas, gorras y gafas de sol cuando estemos fuera del agua.
  • Utilizar fotoprotectores aunque la piel esté bronceada.
  • Llevar una botella de agua a la piscina para prevenir la deshidratación, sobre todo, en personas mayores y niños.

 

 

Deja un comentario